Buscar
  • Antonio Flores. ONE UP

La estrategia del océano azul

Actualizado: hace 11 horas



Formulada por los teóricos W. Chan Kim y Renée Mauborgne en 2004, esta estrategia está inspirada en la necesidad de dejar a un lado la competencia destructiva entre empresas y ampliar los horizontes del mercado generando valor en nuestra propuesta e innovando la misma. O lo que es lo mismo, solamente si buscamos nuevos caminos, más productivos, aumentaremos las opciones de éxito y posicionamiento de nuestro proyecto.


Es por ello que en la estrategia del océano azul se emplea el símil de un mar tranquilo, amplio y apacible, repleto de ventajas y oportunidades para navegar en él, todo lo contrario del concepto del océano rojo que representa la lucha encarnizada y los continuos combates que desarrollan en él las empresas que desean conseguir la mejor captura.


El océano rojo es en realidad el escenario conocido por todos los que intentamos arañar una cuota de mercado frente a la competencia y que acaba por devaluar el precio de nuestro producto o servicio.

En este planteamiento las posibilidades de crear una estrategia con éxito disminuyen en función al número de competidores a los que nos enfrentemos.

Principios básicos de la estrategia del océano azul.

Los autores de la teoría lo ilustraron a la perfección haciendo mención al caso del Circo del sol, una compañía que transformó el concepto de algo tan quemado como era el circo y le imprimió un aire totalmente novedoso dejando a todos sus competidores en una situación irrelevante.


Para Chan y Mauborgne un hecho así solamente es posible si aplicamos en la estrategia empresarial los siguientes seis principios:


1- Ampliar las fronteras del mercado:


Debemos ampliar el mercado al que pertenecemos, es decir, hay que analizar qué otras opciones de negocio nos puede ofrecer el mismo. Tenemos que pensar que el mercado es moldeable y podemos darle forma cuantas veces sea necesario.


2- Crear un lienzo estratégico:


Una vez hallada la oportunidad de negocio, realizaremos un mapa con la estrategia a seguir y lo haremos basándonos en el potencial creativo de nuestra empresa.


3- Explorar más allá de nuestra demanda actual:


Deberemos explorar y saber detectar ese terreno sin explotar del todo o esos en los que nadie ha incursionado hasta la fecha.


4- Diseñar una estrategia de operación:


Una vez que estamos seguros de que el mercado encontrado y la viabilidad del mismo es positiva, crearemos una estrategia mucho más específica donde reflejaremos nuestra oferta: Los beneficios de nuestro producto, su precio, las cualidades… Siempre en función de las necesidades del consumidor.


5- Superar los obstáculos:


En este paso deberemos analizar los problemas que van a conllevar la ejecución de nuestra estrategia y preveremos la forma de sortearlos.


6- Ejecutar la estrategia de innovación:


Por último pondremos en marcha nuestra estrategia de negocio e iremos evaluando los resultados que vayamos obteniendo.

Si bien es verdad que esta estrategia es muy interesante, su aplicación, al igual que otras muchas, puede representar un riesgo importante, porque volviendo al símil con el océano, asumimos un riesgo al igual que los antiguos exploradores, adentrándonos en terrenos inexplorados, pudiendo naufragar o quedar a la deriva en tierra de nadie.

También debemos tener muy presente, que lo que hoy es un apacible océano azul, con el tiempo se irá volviendo rojo, todo debido a las empresas que se sentirán atraídas por las nuevas oportunidades de mercado que les hayamos mostrado.


Deseamos que os haya gustado el post de hoy y que si bien es cierto que es una estrategia con sus riesgos, la del océano azul, es un concepto que va mucho más allá de la estrategia tradicional de nichos a la que estamos tan acostumbrados y que sin duda alguna, puede hacer que nuestro posicionamiento en el mercado crezca de manera inimaginable.


Un saludo y buen negocio.


Nos vemos en ONE UP!!


Antonio Flores Zamora.

Team Leader en ONE UP





10 vistas0 comentarios

© 2021 Creado por ONE UP